D.O. CIGALES

Bodegas Hijos de Félix Salas

E-mail Imprimir PDF

images

 

Bodegas Hijos de Félix Salas, como su propio nombre indica, es una bodega familiar que cuenta con una larga trayectoria, historia que quiere perdurar en un futuro a través de nuevas generaciones. Félix comenzó su andadura allá por 1937 cuando sólo tenía 15 años. A él, ya le gustaba en su pueblo natal, Corcos del Valle (Valladolid), recorrer el campo y las viñas que poseía su padre. Con 22 años, Félix se casó con Natividad y juntos comenzaron esta andadura. Poco a poco y en tiempos difíciles fuero criando a sus cuatro hijos. Toda la vida se dedicaron a la producción de vino, juntos han pasado por diferentes etapas, desde el prensado con viga hasta las prensas neumáticas que podemos encontrarnos en la actualidad, desde la venta a granel hasta el marketing y publicidad de nuestros días, desde los tinos de hormigón hasta los depósitos de acero... Ya llevan casados 65 años y muchas añadas a sus espaldas. En 1989, decidieron formar una sociedad junto con sus hijos. Era una señal de continuidad del negocio familiar, ya que tanto a Félix como a Nati siempre les ha ilusionado muchísimo llevar a cabo una larga trayectoria con sus vinos, con sus viñas y sobre todo y más importante, con sus hijos. De forma que, en 1990 todo dio un giro de 180 grados, se inauguró una nueva bodega con depósitos de acero inoxidable, sala de barricas, dormitorio de botellas, sala de cata y comedor.

Carmen, una de sus hijas, comenzó como enóloga, ella es la que lleva desde el principio toda la elaboración y la dirección técnica junto a su padre. Feli, es la que se encarga de todo lo relacionado con oficina y gestión de la empresa. Isaac, es el hijo menor y es el que está tanto del campo y de la bodega. Imelda, la mayor de los cuatro está en tareas puntuales.

En ese momento comenzaron a elaborar su mítica marca, Viña Picota. Poco a poco fueron sacando otros vinos y marcas a medida que el mercado se lo iba exigiendo, de forma que en la actualidad se comercializan siete. Dentro de los rosados se encuentran el ya dicho y afamado Viña Picota cuya etiqueta fue diseñada por Félix Cuadrado Lomas, reconocido pintor de Simancas, Viña Perrote que hace referencia a un pago y Rosado Félix Salas. En los tintos está la gama de Félix Salas en Joven, Crianza y Reserva y por otra parte la gama de Prelado de Armedilla que es otro crianza, cuyo nombre hace referencia al Monasterio de Santa María de la Armedilla en Cogeces, un pueblecito de Valladolid. Tanto rosados como tintos, siempre han tenido premios importantes como Zarcillos, Bacchus, Tempranillos al Mundo, Premios Mezquita, Radio Turismo, Gastronomía, etc.

Por otra parte, fueron adquiriendo nuevos viñedos hasta la actualidad, disponiendo de más 40 hectáreas cuyas variedades son Albillo, Verdejo, Garnacha y la inconfundible Tempranillo. Se han plantado tanto en vaso como en espaldera según la orografía y clima del entorno donde están ubicadas. En estos momentos, no sólo se ha cumplido la ilusión de Félix y Nati, sino que se ha incrementado al ver que su nieta, Inés, quiere continuar con los pasos que ellos comenzaron.

Inés se acaba de incorporar en la empresa como agrícola y licenciada en Enología y para sorpresa de su familia se ha arriesgado, en estos tiempos difíciles, a elaborar un espumoso rosado llamado Gogna Rosé que en italiano quiere decir picota, para no perder sus raíces y recordarnos al mítico Viña Picota que un día Félix comenzó a elaborar.

 

Bodegas Hijos de Felix Salas, is a family owned vineyard, with many years experience in wine making, and a desire to continue through future generations. Felix began his career in wine making when he was 15 years old. He enjoyed exploring the family owned vineyards in his place of birth, Corcos del Valle in Valladolid. In 1944 he married his wife, Natividad, and together they began producing their own wines, and raising 4 children. They have dedicated a lifetime to wine making, and have witnessed an evolution: From the ancient beam press, to the modern pneumatic presses, the traditional cement vats, to the stainless steel tanks. From the old practice of loose bulk selling, to publicity and mass marketing of today. In 1989, after 65 years of marriage, they formed a limited company, that would be run by their descendants. Entire family involvement in the vineyard had always been the illusion of Felix and ‘Nati’. A year later they inaugurated new vineyard facilities with stainless steel tanks, barrel rooms, bottle cellars, tasting rooms and a refectory.
One of their daughters, Carmen assumed the position of oenologist, and with her father oversees the entire production process and the technical control. Felix junior, runs the administrative and commercial side of the business.
The youngest brother Isaac, works between the plantation and vineyard facilities. Imelda, the eldest of the four, has specific duties to perform.
From this moment, they began to elaborate their renowned brand: Viña Picota. They also began introducing other brands to meet market demands. At present they commercialise seven. In the range of rosé wines is the famous Viña Picota, whose bottle label was designed by the renowned artist from Simancas, Felix Cuadrado Lomas, Viña Perrote, a reference to another vineyard, and Felix Salas. Amongst the red wines, is the range Felix Salas young wine, crianza and reserve. In addition, the crianza wine Prelado de Armedilla, whose name is a reference to the monastery of Santa Maria de la Armedilla en Cogeces, Valladolid. Both the reds and rosé wines have always received important awards, such as Zarcillos, Bacchus, Tempranillos al Mundo, Premios Mezquita, Radio Tourism & Gastronomy etc.
The family have acquired further vineyards, and at present cultivate 40 hectares of albillo, verdejo, garnacha and the characteristic tempranillo. Vines are planted in the traditional ‘head pruned’, and trellis manner, according to the conditions of the terrain, climate and location. Not only has the illusion of Felix and ‘Nati’ been achieved, but their granddaughter,
Inés, has also shown an interest in continuing what they began so many years ago.
Inés joined the company as an agriculturist and oenologist, and almost immediately developed a sparkling rosé wine called Gogna Rosé. Which in Italian means pillory or the stocks i.e. picota in Spanish. A name specifically chosen to honour the origins and immortalize the famous Viña Picota wine, that Felix Salas created.

 

Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua