Junta de Castilla y León. TOMAS VILLANUEVA RODRÍGUEZ

El sector vitivinícola de alto valor añadido

E-mail Imprimir PDF

images

El sector agroalimentario es una de las principales actividades económicas de la Región. La variedad y calidad de las materias primas producidas en la Comunidad Autónoma y la vocación innovadora de las industrias agroalimentarias castellanas y leonesas han dado lugar a una producción con un alto valor añadido. Un factor, sin duda, decisivo para poder abordar nuevos mercados, donde la diferenciación es clave para hacer frente a la fuerte competencia exterior.

Este alto potencial exportador es lo que ha hecho que el sector agroalimentario en general, y el vitivinícola en particular, haya sido contemplado desde siempre como prioritario en la estrategia de apertura exterior de nuestra Comunidad Autónoma.

El I Plan para la Internacionalización Empresarial 2004-2008 ya recogía en sus objetivos aumentar la presencia de las bodegas regionales en el exterior, para lo que desde la Consejería de Economía y Empleo, a través de la sociedad ADE Internacional EXCAL, se diseñó un plan de promoción sectorial para la industria agroalimentaria. Campañas de difusión entre profesionales del sector a través de la organización de catas de vino y degustaciones y un programa de visitas de periodistas y prescriptores a nuestra región para conocer sobre el terreno los métodos de elaboración de nuestros caldos, fueron algunas de las actuaciones acometidas. Todo ello sin olvidar la presencia de nuestras bodegas en los más importantes certámenes internacionales del ámbito del vino y la agroalimentación, como Prowein (Alemania), Vinexpo (Francia), Prodexpo (Rusia) y London Wine (Reino Unido) o Foodex (Japón), Gulfood (Emiratos Árabes) y Vinexpo Asia Pacific (Hong Kong) fuera ya del continente europeo.

En total, fueron más de 280 las acciones programadas para el sector agroalimentario en el marco de este primer Plan para la Internacionalización, secundadas por más de 3.500 participaciones empresariales, lo que demostró la implicación de los empresarios por la salida al exterior. Una apuesta que también se reflejó en el número de empresas exportadoras de la región, superándose el objetivo de alcanzar las 3.000 firmas a finales del año 2007, de las que más del 30 por ciento pertenecen al sector agroalimentario.

El reto ahora del II Plan para la Internacionalización es consolidar esa presencia internacional e incrementarla, siempre en estrecha colaboración con las empresas para ofrecerles un apoyo personalizado. Para ello, se han puesto en marcha nuevas estrategias y herramientas, dirigidas a mantener la presencia en los mercados tradicionalmente importadores de esos productos, como los de la Unión Europea y Estados Unidos, pero también para continuar incrementando las ventas a otros destinos como los mercados asiáticos, donde los productos regionales también están teniendo gran acogida.

El refuerzo a las actuaciones de promoción, la fidelización de los canales de distribución y la apertura de nuevas vías de comercialización son algunas de las claves de esta nueva etapa, a través de un trabajo que permita intensificar la búsqueda y colaboración con los importadores y el acercamiento a grandes cadenas de distribución y nuevos canales que posibiliten una mayor venta de los vinos de la región.

Hasta la fecha, los resultados avalan toda esta estrategia y así las exportaciones de los vinos de Castilla y León alcanzaron el pasado año a su cifra récord: 97,5 millones de euros, lo que supone un incremento cercano al 150 por ciento en tan solo una década. Una tendencia a la que sin duda contribuye la merecida imagen de calidad de nuestros caldos, un reconocimiento que no tiene fronteras y del que una parte importante del éxito corresponde a la Ribera del Duero.

The Wine Sector an addtional value

The agro-alimentary sector is one of the principle economic activities of Castilla y Leon.  The variety and quality of the raw material produced in this autonomous community, and the innovative nature of the industries in this sector, is an additional value of final product.  Beyond doubt, an important factor is the capacity to conquer new markets, where difference and uniqueness is the key in the face of competition.
This capacity to successfully export has lead the agro-alimentary sector, in general, and  particularly, the wine industry, to be considered of great importance in the community’s strategy of opening their markets to the outside world.
One of the objectives of the ‘First Plan for the Internationalisation of Companies 2004-2008’, was the promotion of regional vineyards outside of the community.  This plan for the agro-alimentary sector was designed by the Economy and Employment Board, and administered through the organisations ADE International and EXCAL.  Various promotional campaigns were initiated: Wine and product tasting seminars were organised for professionals in the sector: Visits by the press and expert advisers to vineyards of our
region, to learn at first hand, the methods used to elaborate our wines.  Furthermore, our vineyards have been represented at the world’s most important wine competitions and at international food and beverage expositions, for example; Prowen (Germany), Vinexpo (France), The London Wine Festival (United Kingdom) and outside the European continent; Prodexpo (Russian Fed), Foodex (Japan), Gulfood (UAE) and Vinexpo Asia Pacific (Hong Kong).
A total of 280 events dedicated to the agro-alimentary sector were programmed in the framework of this ‘First  Plan for Internationalisation’.  Which was supported by more than 3,500 participating companies, clear evidence of the commitment of local business management to exportation.  By the end of 2007, the number of regional exporters had surpassed the target figure of 3,000  companies, of which more than 30% belonged to the agro-alimentary sector.
The objective of the ‘Second Plan for Internationalisation’ is to consolidate this international presence and expand it, but always in close collaboration with, and in support of the companies involved.  To achieve this, new strategies have been orchestrated, directed at maintaining a presence in the European Union and United States, markets which are traditional importers of our products.  Also, to increment sales in other parts of the world, in South East Asia for example, where our regional products are being well received.
Re-enforcing promotional events, securing distribution channels and the establishment of new lines of commercialisation, are just some of the fundamentals of this new phase.  Work continues with an intensification of the search for importers, cooperation with large distribution networks and exploration of new channels that will achieve greater sales of  our regional wines.
Up till now, the results validate this strategy, as confirmed by the record figure of 97 million euros for wine exports from Castilla & Leon last year.  An increase of 150% in only a decade.  A tendency, that unquestionably contributes to the deserved image of our quality wines, and a recognition that extends beyond national frontiers. An important part of this success corresponds to the area of the Ribera del Duero.

 

Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua