DO FINCA ÉLEZ

Viñedos y Bodega Manuel Manzaneque

E-mail Imprimir PDF

Sofía Manzaneque Suárez, Manuel Manzaneque Díaz-Hellín, Manuel Manzaneque SuárezACCIÓN. Con una sola palabra podría resumirse la vida de Manuel Manzaneque, una vida ligada al cine, al teatro y al vino. Con sólo siete año comenzó a trabajar en el campo junto a su abuelo, él le contaba a Manuel historias sobre el cine y el teatro, relatos que despertaron la curiosidad del joven y calaron en su persona. Unos años después, y una vez cumplida la mayoría de edad, Manuel Manzaneque recogió sus cosas y abandonó Castilla La Mancha para probar suerte en Madrid y labrarse un futuro dentro de la romántica profesión, cuyos pormenores tantas veces le había relatado su abuelo.

Manuel llegó a Madrid con las manos vacías pero con muchas ilusiones y pronto descubrieron su talento en la interpretación. Durante unos años fue actor de cine y posteriormente se decantó por el teatro ya en la silla de dirección. A lo largo de su dilatada trayectoria fue reconocido con galardones tan relevantes como el Premio Interpretación y el Nacional de Teatro.

Sus sueños se habían hecho realidad, pero quedaba una parte de su persona que todavía estaba ligada al campo, a la tierra que trabajó de niño y a una pasión cultivada a lo largo de los años: el vino. Cuando comenzó a hacer teatro en Francia le llamaron mucho la atención los Pagos. Pequeñas bodegas rodeadas por completo por sus viñedos, pequeñas pero atractivas producciones. Manuel quiso demostrar que en Castilla La Mancha también se podía hacer vino de calidad que se equiparara al francés.

En 1986 comenzó a buscar fincas y en 1988 plantó la viña en su comunidad natal. Ayudado en todo momento por el enólogo francés Michel Poudou, buscó un terreno de elevada altitud. El enólogo insistió en que la altitud era fundamental para hacer vinos en Castilla La Mancha y finalmente encontraron lo que andaban buscando, un finca a 1.080 metros, la Finca Élez, con suelos muy calizos que dan al vino carácter y elegancia, profundidad y un toque salino en nariz. Así nacieron las Bodegas Manuel Manzaneque.

Hoy en día la bodega está regentada por su hijo que, acompañando por su hermana, ha seguido la tradición de Manuel, el primer bodeguero español que tuvo un Vino de Pago. Manuel Manzaneque hijo estudió Enología y Viticultura y puso sus conocimientos en práctica en Burdeos para luego aplicarlos en la finca familiar, situada en el término de El Bonillo (Albacete). Tras un intenso trabajo con la tierra y la vid, la bodega logró en 2002 uno de sus principales anhelos, la concesión de la Denominación de Origen Finca Élez. “Estudiamos mucho el suelo y el clima para plantar las viñas, es un clima fresco que da buena acidez y frescura a los vinos. Apostamos en blanco por el Chardonnay y en tintos por Tempranillo, Cabernet, Syrah y Merlot. El Tempranillo es muy particular aquí, como su propio nombre indica la uva es temprana y al estar a 1.080 metros de altura alargamos mucho el ciclo de maduración y surgen caldos más complejos”, destaca Manuel Manzaneque hijo.

Unos caldos y una tierra que le han valido a una Denominación de Origen propia y un buen número de reconocimientos en forma de premios. Manuel Manzaneque fue la primera bodega española que logró una medalla en el Concurso Mundial de Chardonnay de Bogoña, concretamente una medalla de plata. Lo que dio un gran empuje a sus vinos blancos. Más tarde la academia de gastronomía lo eligió para la boda del hijo de Adolfo Suárez, otro peldaño más en una escalera que no han hecho más que subir. Inglaterra y Hong Kong son otros de los lugares en los que han reconocido sus vinos.

Manuel Manzaneque hace vinos únicos, distintos, impregnados por un toque francés, pero al más puro estilo de La Mancha.

Viñedos y Bodega Manuel Manzaneque

En el Bonillo, tierra de sabinas, romero y tomillo, se encuentra la Finca Élez. Una cuidada explotación agrícola, moldeada por su dueño Manuel Manzaneque, para extraer de ella los mejores vinos de calidad, sobre la base de limitar la producción de estos caldos que llevan su nombre. En total, 40 hectáreas de viñedo amparadas bajo su propia denominación, la de Finca Élez.

El vino más económico de Manuel Manzaneque es el Finca Élez, un crianza de gran calidad. Nuestra Selección es otra de las marcas que comercializa la bodega, realizado a partir de las uvas del viñedo viejo, plantado en tierra más arcillosa y con mayor proporción de piedra. En el término de El Bonillo también nace un varietal de Syrah y otro de Chardonnay. Destacan los vinos blancos de Manuel Manzaneque, blancos longevos. “En la zona no hay otro vino blanco con tanto fondo, tanta mineralizad y tanta capacidad para envejecer”. Pero sin duda, la gran estrella de la bodega es Escena. “Un vino único dedicado a mi padre y al mundo del teatro que sólo se elabora en las grandes añadas, es un Pago determinado de Tempranillo de la viña vieja, donde sacamos un kilo o kilo y medio de uva por cepa. El depósito es casi artesanal y se realizan entre 3.000 y 6.000 litros, sólo cuando hay calidad suficiente”, asegura Manuel.

La calidad de sus vinos les ha llevado a tener una gran presencia en el mercado español, donde distribuyen el 70% de su producción. Están presentes en Francia, en grandes restaurantes con estrella Michelín. Además, también los podemos encontrar en Suiza, Alemania, Bélgica, Holanda, China, Estados Unidos, México, Puertos Rico… Son algunos de los puntos más significativos a los que llevan sus productos. Exportan a pequeña escala y a lugares de calidad contrastada.

 

ACTION. The life of Manuel Manzaneque could be summarized with one word. A life associated with cinema, theatre and wine. When only seven years old, he began working with his grandfather on the land. He told Manuel stories about cinema and theatre, stories that stimulated the youth’s curiosity and created a lasting impression.

Manuel arrived in Madrid with illusion but empty handed. However, his talent for interpretation was soon discovered. For several years he worked as a film actor and later decided to try theatre, from the director’s chair. Throughout his lengthy career he received several important awards, like the the Premio Interpretación and the Nacional de Teatro.

His dreams had come true, but there was a part of him that still yearned for the countryside he worked in as a boy, and there was this passion for wine he had developed over the years. While working in French theatre, the local vineyards came to his attention. Small vineyards completely surrounded by their plantations, modest but offering attractive products. Manuel wanted to demonstrate that it was possible to make quality wines in Castilla la Mancha that were comparable to French ones.

He began searching for estates in 1986, and in 1988 planted some vines in his native region. With the assistance of the French oenologist Michel Poudou, they concentrated their search on high ground. The oenologist insisting that altitude was of fundamental importance to produce wines in Castilla la Mancha. Finally, they found what they had been looking for; at 1,080 metres above sea level, the Finca Élez, with its limestone soil that gives wines character, elegance, depth and a slight salinity in the nose. That is how Bodegas Manuel Manzaneque was born.

Nowadays, the vineyard is managed by his son and daughter, who follow in the tradition of Manuel, the first Spanish vineyard owner to earn the denomination Vino de Pago (Monopole Wine). Manuel Manzaneque junior studied oenology and viticulture, and first put his knowledge to work in Bordeaux, later he joined the family business in the municipality of El Bonillo (Albacete). After some intense work on the land and the vines, the vineyard achieved something it had long desired in 2002; the concession of the denomination of origin Finca Élez. “We studied the soil composition and the climate to plant vines. It’s a fresh climate that affords the wines good acidity and freshness. We decided upon Chardonnay for the whites and Tempranillo, Cabernet, Syrah and Merlot for the reds. The Tempranillo is from here, and as the name indicates it’s an early (temprano) grape. At an altitude of 1,008 metres the ripening cycle is longer and results in more complex wines”, Manuel Manzaneque junior emphasized.

Wines, and a land worthy of their own Denominación de Origen, and numerous acknowledgements in the form of awards. Manuel Manzaneque was the first Spanish vineyard to obtain a medal en Le Concours Mondial de Chardonnay in Burgundy, a silver medal to be precise. Which was an impulse for their white wines. Later, the Academy of Gastronomy chose it for the wedding of the daughter of former Spanish prime minister, Adolfo Suarez. Just another step up on the ladder to success. England and Hong Kong are other places where their wines have received recognition.

Viñedos y Bodega Manuel Manzaneque

The Finca Élez estate is situated in El Bonillo, a land of juniper bushes, rosemary and thyme. It’s a careful agricultural exploitation undertaken by Manuel Manzaneque to create the best quality wines under his name, on the basis of limiting their production. Finca Élez has a total of 40 hectares under its own denomination of origin.

The most economic Manuel Manzaneque wine, although of good quality, is Finca Élez Crianza. Another brand commercialised by the vineyard, is Nuestra Selección, made from old vine grapes, planted in stonier, heavier clay soil. Varietal Syrah and Chardonnay wines are also produced in El Bonillo. The Manuel Manzaneque aged white wines are outstanding. “In this area there are no other white wines with such depth, so much mineralization and such capacity for ageing”. Without a doubt, the star of the vineyard is the wine Escena. “A unique wine, dedicated to my father and the world of theatre. It’s a monopole or ‘pago’ wine, made from Tempranillo old vines with a limited yield of one and a half kilos per plant, and only produced in years of good vintages. Its production is largely traditional, and limited to between 3,000 and 6,000 litres, and only if it is of sufficient quality”, Manuel reaffirms.

The quality of their wines has resulted in a significant presence in the Spanish market, where they distribute 70% of their production. They are also present in France, in great restaurants with Michelin stars. Furthermore, they can be found in Switzerland, Germany, Belgium, Holland, China, the United States, Mexico, Puerto Rico .... Are just some of the most significant places where their products can be found. Exportation is on a small scale and to places of proven quality.

 

 

Personalidades del Vino


Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua