DO VINOS MADRID

Bodega El Regajal

E-mail Imprimir PDF

Daniel García-PitaPERFECCIÓN. Es lo que buscan en la Bodega El Regajal. Un proyecto que ya desde sus comienzos se antojó complicado, pero en el que sus dueños pusieron toda su ilusión y empeño hasta conseguir unos vinos de gran calado en la comunidad de Madrid y que cada día se extienden más por toda España, teniendo gran presencia en lugares como Galicia o el País Vasco. A nivel internacional Suiza es otro de los focos de mayor exportación para los caldos de El Regajal.

Aranjuez es el punto de partida de El Regajal, allí encontramos una finca de 70 hectáreas que en principio fue adquirida para la actividad de caza. Posteriormente se apostó por el olivo y la vid y tras los resultados obtenidos, la uva ha ido ganando terreno hasta convertirse en el eje principal de la finca. Allí se producen unas 40.000 botellas, cifra que en unos años esperan multiplicar casi por dos, ya que no dan a basto para cubrir la gran demanda de pedidos que llegan a la bodega.

El secreto de tanto éxito está en la tierra, en el cuidado de las cepas, en las podas adecuadas y en las fases lunares. Las fases lunares han sido desde hace años un punto clave de referencia para los agricultores. La familia García-Pita ha recuperado las viejas tradiciones para incorporarlas a su cultivo y el éxito no se ha hecho esperar. A pesar de ser una bodega joven, desde su nacimiento El Regajal ha experimentado un proceso continuado de expansión, ampliando entre un 15 y un 20% su producción en los últimos tres años. Un impulso que quieren seguir fomentando con la aparición en el mercado de Las Retamas, la nueva marca de vino de El Regajal.

En el año 2002 Daniel García-Pita hijo tomó el mando de la bodega, constatando que un buen vino no sale por si solo, sino que requiere un gran esfuerzo. Daniel pretendía trabajar la tierra para conseguir hacer un vino de terroir, es decir, que en el resultado final la tierra sea el elemento más presente, dejando de lado otras sustancias artificiales que no entraban en los esquemas de Daniel. La ilusión del nuevo empresario del vino pronto caló en su hermana Isabel, que decidió apoyar a Daniel en la iniciativa y sumarse al proyecto en tareas administrativas. Varios enólogos aconsejaron a la familia García-Pita sobre qué tipo de variedades debían plantar en su finca. “Daniel Oruzco, fue un enólogo madrileño que nos ayudó a montar todo, la bodega y el viñedo. Después se incorporó al proyecto Ignacio de Miguel y más tarde llegó Jerome Bougnand. Gracias a ellos hemos logrado que nuestra finca y las viñas estén integrados a la perfección”.

La finca El Regajal es un lugar privilegiado, pero sus temperaturas extremas dificultan el buen desarrollo de uvas como la Tempranillo. La tendencia meteorológica ha hecho que la Cabernet –que supone un 40% por ciento de la producción– sea la estrella entre sus viñedos: “Es la que mejor aguanta estas condiciones”. Aunque una reciente apuesta de la bodega, Syrah, está sorprendiendo con sus resultados. “Es una variedad que ha encajado muy bien en la finca, tiene origen persa y aguanta perfectamente el calor. La calidad que da a los vinos es muy importante”, señala el director de la bodega.

El Regajal se ha convertido por méritos propios en una bodega a destacar. Su emplazamiento es magnífico, y junto con las características de la finca y una Denominación que les apoya de forma incondicional hacen un todo ideal para la creación de vinos. “Somos una bodega muy pequeña, con muy poco personal, pero con mucha ilusión. En nuestra progresión a lo largo de los años ha tenido mucho que ver la Denominación de Origen de Madrid. Somos pocas bodegas, pero todas basadas en la calidad. Hemos sabido sacar rendimiento, porque la DO no nos frena en nada, ni ponen trabas a nuestro trabajo. Siempre hay un sí por su parte”, resalta Daniel.

Bodega El Regajal

La finca El Regajal, además de ser un lugar destacado para la producción de vinos también cuenta con la particularidad de ser una gran reserva de mariposas. En la zona existen más de 70 variedades del insecto, algo que inspiró a la familia García-Pita para elaborar las etiquetas y el logotipo de su bodega.

Los vinos de El Regajal son característicos por su sabor, sus olores intensos y sus colores, pero además son inconfundibles gracias a la mariposa que encontramos en sus etiquetas. Un sello de identidad con el que se reconoce rápidamente a estos vinos.

En El Regajal todo ha ido muy rápido, la plantación del viñedo hace poco más de diez años, la producción a pequeña escala que ahora ya está avanzando, la casi consolidación de la búsqueda de la calidad con caldos simplemente magníficos y, por último la construcción del la bodega. En el año 2001 se lleva a cabo la construcción de una pequeña pero moderna bodega de vinificación y crianza cuyo primer fruto es el vino El Regajal Selección Especial 2001. Por sus instalaciones han pasado a lo largo de los años miles de kilos de uva que posteriormente han salido convertidos en vino, que después ha seducido a los mercados.

En la actualidad, la bodega podría tener un nuevo uso, ya que su privilegiada situación junto a Aranjuez la coloca en un punto estratégico para visitantes procedentes de Madrid que quieran familiarizarse con el mundo del vino. En la actualidad cuentan con una pequeña sala de catas en lo que muestran lo mejor de la bodega a sus visitantes, pero está previsto un proyecto de ampliación, por lo que la finca El Regajal, de 400 hectáreas, contará con un espacio para el enoturismo.

PERFECTION. Is what they pursue at Bodega El Regajal. A project that from its beginnings was complicated. But in which the owners applied illusion and effort, until they obtained some wines that were well received in Madrid. Today, they are achieving greater market penetration throughout Spain, with a particularly strong presence in Galicia and the Basque Country.

Aranjuez is where it all starts for El Regajal, on a 70 hectare estate which was originally acquired for hunting. After studying the results of cultivating olives and grapes, it was decided that the grape should be the principal crop of the estate. Here they produce some 40,000 bottles, a number which they hope to nearly double, since can barely meet the demand for orders arriving at the vineyard.

The secret of their success is in the land, in the care for the vines, the adequate pruning in accordance with phases of the moon. Which for centuries have been a key reference for farmers. The Garcia-Pita family have retrieved some old traditions and incorporated them successfully in their cultivation. Despite being a young vineyard, El Regajal has enjoyed continued expansion since its creation, increasing its production by between 15 to 20 percent over the last three years. A growth they want to see continue with the presentation of a new brand of wine from Bodegas El Regajal, Las Retamas.

In 2002, Daniel Garcia-Pita boy assumed control of the vineyard, affirming that a good wine doesn’t just happen, but requires a lot of effort. His intention was to work the land to produce a terroir wine, that is, a wine influenced by the characteristics of the terrain. Artificial substances had no place in Daniel’s plans. This new wine entrepreneur’s illusion soon impressed his sister Isabel, who decided to support Daniel in this new initiative and assumed the administrative duties of the project. Various oenologists advised the Garcia-Pita family on the planting of suitable grape varieties on the estate. “Daniel Oruzco, was a Madrilenian oenologist who helped us prepare everything, the vineyard, the plantation. Afterwards, Ignacio de Miguel joined us and later Jerome Bougnand came. Thanks to them we have integrated both the vineyards and the estate perfectly”.

The El Regajal estate is a privileged place, but its extreme temperatures make it difficult for the Tempranillo grape to prosper. These meteorological conditions have determined that the Cabernet variety, which accounts for 40% of the production, is the star of the vineyard. “It’s the one that supports these conditions the best”. Although a recent decision of the vineyard to plant Syrah, is producing surprising results. “It’s a variety which has adapted well to the estate. Of Persian origin, it supports the heat perfectly. The quality it gives the wines is very important”, affirms the vineyard manager.

By its own merits El Regajal has become an outstanding vineyard. The location is magnificent, together with the characteristics of the estate, and an appellation de control which affords them unconditional support, it’s an ideal place for producing wines. “We are a small vineyard, with few personnel, but with plenty of illusion. Our progress over the years has had a lot to do with the Denominación de Origen de Madrid. We are few in number, but all of us are based on quality. We are successful because the D.O. does not impede us, or hamper our work. They always say yes”, Daniel emphasized.

Bodega El Regajal

The El Regajal estate, apart from being an outstanding place for wine production, is also an important nature reserve for butterflies. With more than 70 species of the insect found in the area. A peculiarity which inspired the Garcia-Pita family to include them in the label design and logotype of the vineyard.

The Regajal wines are characterized by their flavour, their intense aromas and colours. They are also distinguished by the butterfly on their label. A mark of identity for which these wines are easily recognised.

At El Regajal everything has happened very quickly. The vineyard was planted little more than ten years ago. The small scale production is advancing, the near consolidation of quality wines that are simply magnificent, and lastly, the construction of the cellar. The small but modern cellar for production and ageing was completed in 2001 and whose first wine was El Regajal Selección Especial 2001. Over the years thousands of kilos of grape that were later converted into wine have passed through their installations, and gone on to captivate markets.

Currently the vineyard may have another utility. Its privileged location next to Aranjuez makes it a strategic point for visitors from Madrid, who wish to familiarize themselves with the world of wine. At present they have a small tasting room to offer the best of the vineyard, although an amplification project is planned. This will provide the 400 hectare El Regajal estate with sufficient facilities for wine tourism.

 

Personalidades del Vino


Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua