DO CIGALES

Bodegas Hijos de Marcos Gómez

E-mail Imprimir PDF

Raúl Gómez Panedas y Rafael Gómez PanedasHISTORIA. El tiempo ha hecho que la Bodega Hijos de Marcos Gómez se convierta en un entorno privilegiado en el que conviven tradición, familia y vino. La historia de la Bodega Hijos de Marcos Gómez comienza con el esfuerzo y el trabajo del abuelo Raimundo Gómez, que gracias a su tesón logró poner en el año 1930 la primera piedra de un proyecto que hoy es un gran legado para sus nietos. Posteriormente, el testigo lo recogió su hijo, Marcos Gómez, que perfeccionó las técnicas aprendidas de su padre y siguió elaborando vinos de referencia en la localidad de Mucientes (Valladolid). Por aquel entonces, el apellido Gómez ya sonaba en toda la comarca como un referente en el sector del vino, pero la verdadera transformación de la bodega todavía estaba por llegar. Lo hizo de la mano de Raúl y Rafael, los nietos de Raimundo e hijos de Marcos Gómez, tal y como hoy refleja el nombre de la propia bodega. Ellos han sabido recoger lo mejor del testigo dejado por sus antecesores y ponerlo en práctica, sacando de ello el mayor rendimiento y la máxima calidad. Raúl y Rafael han transformado el pequeño sueño de su abuelo en una empresa próspera, que ha dejado de ser familiar para aspirar a cotas todavía mayores.

Hoy en día, Hijos de Marcos Gómez es una bodega moderna, adaptada a los nuevos tiempos y a las nuevas formas de elaboración del vino, pero siempre sin perder la esencia que los ha llevado al éxito, es decir, la utilización de la sabiduría trasmitida a lo largo de los años. “Nuestros antepasados elaboraban aproximadamente unas 1.500 cántaras de vino, todo ello a mano. Se prensaba la uva con una prensa de piedra y con los limitados medios con los que contaban en aquellos años. Posteriormente salían con el carro y la mula a vender por los pueblos cercanos a Mucientes”.

En la actualidad, en la bodega Hijos de Marcos Gómez se elaboran vinos rosados, tintos jóvenes, tintos robles y tintos crianza. Una completa variedad con personalidad y estilo propio. Buena parte de su sello diferenciador podemos encontrarlo en las viñas centenarias de la familia Gómez. Las variedades plantadas y con las que produce sus caldos son en un 80 por ciento de uva Tempranillo y en un 20 por ciento una mezcla de Verdejo, Albillo y Garnacha.

La marca Salvueros esconde unos vinos que sorprenden por su excelencia al consumidor, sobre todo en el caso del Rosado, el vino más destacado de la bodega cuya tarea de elaboración es ardua pero muy recompensada. Además de destacar en los diferentes mercados y entre todo tipo de consumidores, los Rosados Salvueros se han ganado también un lugar en los certámenes de vinos más significativos. Recientemente han obtenido el premio a Mejor Rosado de Castilla y León con Salvueros 2010, pero a su vez destacan otros reconocimientos relevantes como dos premios Bacchus de Plata a sus Rosados, en 2006 y en 2008. También hay que resaltar la Medalla de Oro obtenida en Bruselas con Salvueros Rosado 2009, en un concurso en el que se presentaron más de 6.300 vinos. Son algunos de los galardones que han sabido reconocer la calidad en los vinos de Hijos de Marcos Gómez, pero sin duda, y haciendo alusión a su trayectoria, serán muchos más los que llenen sus vitrinas en los próximos años.

Pero, cuáles son las claves del éxito, para los hermanos Rafael y Raúl hay varias cuestiones importantes: “La materia prima es lo primero que hay que tener en cuenta. Controlamos todos los procesos desde la poda, por tanto sabemos muy bien el tipo de uva que va a entrar en bodega. La elaboración también es clave, hay que mimar cada proceso porque todos tienen su relevancia en el resultado final. Por tanto, al final es un cúmulo de cosas. Los vinos dependen de muchos factores y nuestra principal cualidad es que conocemos muy bien todos ellos”.

Castilla y León es la Comunidad en la que más se compra el vino de la Bodega Hijos de Marcos Gómez. Concretamente el 70 por ciento de su producción, mientras que el 30 por ciento restante se reparte en el resto de la geografía española. La gran demanda de los hosteleros, que en la actualidad buscan pequeñas bodegas en las que encuentran altas dosis de calidad ha hecho que Hijos de Marcos Gómez se posicione en un lugar destacado entre sus clientes y que cada día sean más los que llaman a sus puertas demandando un vino excepcional.

Bodegas Hijos de Marcos Gómez

Los productos de la Bodega Hijos de Marcos Gómez son transformados con todo cuidado desde su origen. En la bodega tratan la cepa con mimo, empezando con una poda metódica y posteriormente realizando podas en verde para limitar la producción.

En la actualidad la Bodega Hijos de Marcos Gómez posee 48 hectáreas de las que el 80 por ciento son viñedos viejos de más de 75 años, llegando alguno de ellos a ser incluso centenarios. Las vendimias son efectuadas a mano para seleccionar la uva que entra en bodega para que su posterior elaboración y las fermentaciones se realicen de forma controlada gracias a la tecnología de la que disponen en las instalaciones. Elaboran los vinos Salvueros con uvas de sus propios viñedos, teniendo de este modo el control total de toda la materia prima que entra en bodega para el posterior proceso de elaboración. El tipo de variedad que utilizan es 100 por ciento Tempranillo para tintos y 80 por ciento de Tempranillo y 20 por ciento de Verdejo y Albillo para los Rosados. Todos los tintos envejecen en barrica de roble americano y cada tres años dichas barricas son renovadas por otras nuevas. Las viñas descansan en un suelo cubierto con cantos rodados, resultando muy curiosos para el visitante. Este tipo de suelo es muy beneficioso para la cepa ya que permite una buena absorción del agua, sin dejar humedades en el exterior que son las que pueden trasmitir enfermedades posteriores. Estos cantos rodados conservan el calor del día para desprenderlo durante la noche, favoreciendo que la maduración de la uva para que sea más homogénea.

Tierra, viña, uva, tradición, familia, son algunos de los elementos que podemos encontrar en una bodega de gran futuro dentro de la Denominación de Origen Cigales.

HISTORY. Over time Bodega Hijos de Marcos Gómez has become a privileged place where tradition, family and wine are one. The history of Bodega Hijos de Marcos Gómez began through the effort and work of their grandfather, Raimundo Gómez. Who with determination managed, in 1930, to place the first stone of a project, that today is a legacy for his grandchildren. Which was taken-up by his son, Marcos Gómez, who perfected the techniques he had learnt from his father, and continues making acclaimed wines in Mucientes (Valladolid). Back then, the surname Gómez was well known throughout the region as a benchmark in the wine sector, but the real transformation of the vineyard had yet to begin. It was achieved by Raúl and Rafael, Raimundo’s grandchildren and sons of Marcos Gómez, as reflected in the name of the vineyard. They have utilized the best their ancestors left them, put it into practice and achieved the best yields and the highest quality. Raúl and Rafael have transformed their grandfather’s dream into a prosperous company, dropping the family identity to aspire to greater things.

Today, Hijos de Marcos Gómez is a modern vineyard, adapted to the times and new methods of wine production. But without losing the essence of what has brought them success; the knowledge transmitted down the years. “Our ancestors made approximately 1,500 churns of wine, all of it by hand. In those days, they used to press the grapes with a stone press, and had limited means at their disposal. Later they used a mule drawn wagon sell it to the surrounding towns near Mucientes”.

Currently, at Bodegas Hijos de Marcos Gómez they produce rosé wines, young red wines, oak aged wines and red ‘crianzas’. A whole range with their own personality and style. The greatest difference in their wines can be found in the Gómez family’s centenary vines. The varieties they cultivate, and with which they produce their wines are 80 per cent Tempranillo grape and a 20 per cent mix of Verdejo, Albillo and Garnacha.
The Salvueros brand conceals some wines which surprise consumers for their excellence. Particularly in the case of Rosado, the outstanding wine of the vineyard, and whose arduous production is well compensated. Besides their success in different markets and amongst all types of consumers, the Rosados Salvueros have also achieved placings at the most important wine fairs.

Recently they were awarded The Best Rosé (wine) of Castile and Leon prize, for Salvueros 2010, to add to the other relevant recognitions such as the two Silver Bacchus awards for their Rosados in 2006 and 2008. Also worthy of mention is the Gold Medal obtained for Salvueros Rosado 2009, in Brussels, where more than 6,300 wines were presented. They are some of the awards that have recognised the quality of Hijos de Marcos Gómez wines. There is no doubt, and with allusion to their trajectory, they will win many more to fill the showcase over the coming years.

But what are the keys to their success? For the brothers, Rafael and Raúl, there are numerous important factors; “The raw material is the first thing to bear in mind. We control all processes beginning with the pruning, so we know the kind of grape that goes to the winery. The production is also key, careful attention to each process, because all of them are relevant to the final result. Therefore, the final (result) is an accumulation of things. Wines depend on many factors and our principal quality is, that we know all of them well”.

Bodegas Hijos de Marcos Gómez

Products at the Bodega Hijos de Marcos Gómez are transformed with great care from their point of origin. At the vineyard the care for the vines is meticulous, beginning with methodical pruning, including green pruning to control the vine’s production.

Currently, Bodega Hijos de Marcos Gómez own 44 hectares, of which 80 per cent are old plantations, more than 75 years old. A few vines are even a100 years old. The harvests are performed manually to control the selection of grapes going to the winery for production. The variety used is 100 per cent Tempranillo for red wines and 80 per cent Tempranillo and 20 per cent Verdejo and Albillo for the Rosados. All the reds are aged in American oak barrels, which are renewed every five years. The vines grow in a pebble covered terrain, something which surprises visitors. This kind of soil is beneficial for the vine, because it easily absorbs water, without leaving any exterior dampness to encourage the transmission of infections. These pebbles conserve the sun’s heat and disperse it at night, which favours a more homogeneous ripening of the grape.

Land, vine, grape, tradition, family are just some of the elements that can found at a vineyard with a great future, within the designation of origin Cigales.

 

Personalidades del Vino


Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua