DO CARIÑENA

Pago Señorío de Aylés

E-mail Imprimir PDF

Inmaculada Ramón Reula, Federico Ramón Reula y Ana Ramón ReulaSILENCIO. El paraje de Aylés invita a la reflexión, al sosiego y la calma. Es allí donde la uva espera a ser recogida, paciente, madura hasta convertirse en un fruto privilegiado por un entorno, por un cuidado, por una dedicación. Así se conforma una materia prima única que más tarde se convierte en los vinos del Señorío: Aylés Crianza, Aylés Merlot Tempranillo, Aylés Tinto Joven y Aylés Tres de 3.000. Con ellos, la Bodega busca algo tan ambicioso como la perfección, gracias a caldos diferenciados y con carácter propio.

Lejos de cejar en su empeño, ante tan difícil misión, cada día sus vinos se acercan más al objetivo. Unas 70 hectáreas de las más nobles variedades de viñedo propio son el inicio, el punto de partida que lleva a la perfección. En ellas podemos encontrar viñedos con una media de edad de 11 años que guardan bajo sus hojas variedades tintas como Merlot, Tempranillo, Cabernet-Sauvignon, Garnacha y Syrah, entre otras.

Otro de los secretos de la Bodega Señorío de Aylés es su cuidado proceso de recolección. Sus uvas son recolectadas en su justo momento de maduración y transportadas en menos de diez minutos desde la cepa hasta la bodega de elaboración. Todo, para que el fruto guarde unas características intactas que más tarde se reflejarán en la copa, ofreciendo caldos de gran calidad.

Cuando el fruto abandona el árbol, las oscilaciones de temperatura entre el día y noche y los suelos arcillosos-calizos, dejando atrás un paisaje único, pasa a formar parte de otro enclave singular del Señorío de Aylés. La uva llega a las instalaciones de la Bodega, de marcado estilo aragonés sus paredes encierran tradición y moderna tecnología, dos conceptos compatibles que hacen posible su personal visión de vinificar y elaborar vinos de calidad.

Madera de roble francés y americano domina la nave de crianza y hace de buen vigía de los caldos, mientras que la sala de catas sirve para conocer en todo momento el estado del vino, que una vez listo podrán degustar los visitantes en la sala comedor de la Bodega, y es que en el Señorío de Aylés la Bodega “es algo más que el refugio donde nace el vino”.

Aylés es un lugar de contrastes, de un alto valor paisajístico. Dos aspectos que son un gran atractivo para el visitante y que además se pueden completar con un edificio con un estilo arquitectónico de marcado carácter aragonés. Entres sus paredes, el amante del mundo del vino podrá encontrar utensilios antiguos empleados para la elaboración de los caldos, además de un amplio conocimiento de todos los procesos que son necesarios para elaborar los grandes vinos de Aylés. La bodega recibe a sus visitantes con cariño, y un amplio número de ofertas formativas y lucrativas como son las visitas guiadas, la cata de sus vinos o los paseos por la finca y sus viñedos.

Además del paraje, las calidades de la tierra, la singularidad de sus viñedos, el valor de sus uvas y un cuidado proceso de selección, nada sería posible sin un equipo humano de contrastada experiencia. Al frente del proyecto se encuentra Jorge Navascués, que ejerce de director técnico y enólogo, y que a su vez también desempeña funciones de supervisión y control del trabajo en el campo. Junto a él, nunca falta un equipo humano de gran calidad. Todos ellos son parte indispensable de Señorío de Aylés. Un Señorío que ha visto como el tiempo ha reconocido su trabajo, su esfuerzo por lograr grandes vinos que den nombre a la comarca y que atraigan al visitante a sus tierras. La perfección está en camino, pero mientras la consiguen en la Bodega del Señorío de Aylés se esmeran por trabajar unos caldos que ya han logrado el calificativo de ‘únicos’, ‘con carácter’, ‘de calidad’, y es que sus vinos marcan la diferencia.

Pago Señorío de Aylés

La Bodega Señorío de Aylés se encuentra situada en el término municipal de Mezalocha, al pie del Monte de San Pablo, un paraje lleno de contrastes y de un alto valor paisajístico. Hasta este paraje llegó hace poco una gran noticia. La bodega de Cariñena se convertía en febrero del 2011 en la primera de Aragón en entrar en el selecto grupo de los Vinos de Pago, una calificación muy exclusiva. Se trata de la culminación a un gran trabajo realizado a lo largo de siete años por los tres hermanos Ramón.

Pago de Aylés Joven 2010 será el primer vino que salga de la bodega con dicha calificación y una producción aproximada de más de 50.000 botellas. Pero al Aylés Joven 2010 le seguirá el Rosado 2011 y más tarde el Tres de 3.000 con la etiqueta de vino de Pago. Toda una nueva gama de productos que tendrá gran acogida en los mercados.

Vino de Pago es una indicación geográfica española para vinos que garantiza la procedencia de las uvas de una zona geográfica con unas características edáficas específicas. Es decir, cuando en una zona concreta existe un microclima particular y una composición del terreno específica que la diferencian y distinguen de otras zonas de su entorno.

Esta indicación geográfica está reglamentada por la Ley de la Viña y el Vino (2003), que estipula que todos los vinos sujetos a esta indicación deben varios requisitos. Después de un intenso trabajo para reunir todas las cuestiones necesarios, la Bodega Señorío de Aylés ha logrado conseguir su objetivo, destacando entre las bodegas aragonesas y ocupando un lugar relevante entre las nacionales. Vino de Pago es sinónimo de calidad y Aylés representa calidad en su tierra, en su proceso de elaboración y en sus prestigiosos vinos.

SILENCE. The location of Aylés invites reflection, the peacefulness and calm. It is here that the grape waits to be gathered, patiently, ripe enough to become a privileged fruit of an environment that is cared for with dedication. This is how they shape the unique raw material that later will become the wines of Señorio; Aylés Crianza, Aylés Merlot Tempranillo, Aylés Tinto Joven and Aylés Tres de 3.000. With them the vineyard searches for something so ambitious as perfection, thanks to singular wines with their own character.

Far from letting up before such a difficult mission, everyday their wines are closer to their objective. Some 70 hectares of the most noble varieties of their own vines are the beginning, the starting point to perfection. Here we can find vines with an average age of 11 years, which shelter under their leaves varieties of grape such as Merlot, Tempranillo, Cabernet-Sauvignon, Garnacha and Syrah, amongst others.

Another secret of the Bodega Señorío de Aylés is the careful collection process. Their grapes are harvested at their peak of ripeness and transported, in less than ten minutes, from the vine to the winery for production. All this, so the fruit retains some unaltered characteristics that later are reflected in the glass, and offer good quality wines.

When the fruit leaves the vine, the day and night time changes in temperature, the chalky-clay soils, and the unique scenery to become another singular enclave of Señorío de Aylés. They arrive at the installations of the Aragones styled vineyard, whose walls enclose tradition and modern technology. Two compatible concepts that permit a personal vision of the vinification and production of quality wines.

French and American oak (barrels) dominate the ageing warehouse and watch over the wines, while the tasting room serves to know the state of the wine at every moment. Which, once ready, can be enjoyed by visitors in the vineyard’s dining room. At Señorio de Aylés the vineyard is something more that a refuge where wine is born.

Aylés is a place of contrasts and beautiful landscapes. Two aspects of interest for visitors, to which can be added a building in Aragones architectural style. Between whose walls, wine lovers can discover old utensils used in production, and the processes necessary to produce Aylés wines. Besides welcoming visitors, the vineyard offers a number of informative and lucrative activities such as guided tours, tastings of their wines or strolls through the estate and its plantations.

Apart from the scenery, the quality of the terrain, the singularity of their vines, the value of their grapes and a careful selection process; nothing would be possible without a team of personnel of contrasting experience. In charge of the project is the technical director and oenologist Jorge Navascués, who is also responsible for supervision and cultivation. And always with a team of quality personnel in support. All of them are an indispensable part of Señorio de Aylés. A “señorio” that has seen how, the passage of time has recognised their work and efforts to produce great wines, that give their name to the region and attract visitors to their lands. Perfection will arrive, but in the meantime at Señorio de Aylés, they persevere with the production of wines which have been described as “unique”, “with character”, “of quality”, and that set themselves apart from others.

Pago Señorío de Aylés

The Bodega Señorío de Aylés is located in the municipality of Mezalocha, at the foot of Monte de San Pablo, a place full of contrasts and of great natural beauty. In 2011, some important news arrived here; the Cariñena vineyard became, the first in Aragon to join a select group and receive the exclusive classification of “Viño de Pago”. The culmination of seven years work by the three Ramón bothers.

Pago de Aylés Joven 2010, with a production of approximately 50,000 bottles, will be the first vineyard wine with that classification. But Aylés Joven 2011, Rosado 2011 and later Tres de 3,000 will follow with the same label of “Vino de Pago”. A new range of products that will find great acceptance in the marketplace.

“Vino de Pago” is a Spanish geographical identification for wines that guarantee the origin of the grapes of a geographical region with specific edaphological characteristics. That is to say, in a geographical area there exists a particular micro-climate and a specific soil composition that differentiates and distinguishes it from other surrounding areas.

This geographical indication is regulated by the Law for Vines and Wines (2003), and stipulates that all wines under this classification must conform to certain requisites. After an intense scrutiny, the Bodega Señorio de Aylés achieved its objective, setting itself apart from other Aragones vineyards and occupying a relevant place amongst the nationals. “Vino de Pago” is synonymous of quality and Aylés represents the quality of its region, in its process and production of prestigious wines.

 

Personalidades del Vino


Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua