DO CAMPO DE BORJA

Bodegas Aragonesas

E-mail Imprimir PDF

PERFECCIÓN. El día a día en Bodegas Aragonesas está concebido para alcanzar ese ideal en todo momento. Ésa es la constante con la que trabaja una de las bodegas de referencia de la Denominación de Origen Campo de Borja. Nos encontramos ante un claro ejemplo de progreso y mejora continuada, claves sobre las que se explican a la perfección la calidad de sus vinos, ampliamente reconocidos a nivel mundial. Pero eso no es suficiente, ese prestigio requiere de mucho esfuerzo y dedicación, por eso nunca se detienen para disfrutar de los éxitos del presente, sino que se trabaja para empezar a poner las bases de los éxitos del futuro.

El estudio y la progresiva mejora de los procesos de crecimiento y elaboración de sus caldos resulta una norma obligada. Uno de los secretos se encuentra en el constante seguimiento y control de las cepas. Ese celo con el que se trata y cuida la materia prima más básica, su mejor activo, explica la calidad del producto final. La reestructuración y, en buena parte de los casos, la preservación de los mejores viñedos permite obtener unas vinificaciones de calidad contrastada. Y no sólo se tiene en cuenta su ubicación, sino que el seguimiento del crecimiento, sanidad y calendario de vendimias también se encuentra muy controlado. La conclusión de todas estas acciones permite garantizar la calidad de la uva y su recogida en el momento exacto de maduración.

De entre todas las variedades que reposan en sus campos, Bodegas Aragonesas presume orgulloso de su garnacha, posiblemente única en el mundo por su antigüedad y número de cepas. Ellas suponen el principal activo y a su cuidado y protección se dedican diariamente los viticultores. Cientos de personas que cada día aplican con mimo y rigor los cuidados específicos para que sus viñedos extraigan de la tierra lo mejor de sí misma. Un trabajo muy costoso en el que también se afanan enólogos y técnicos con la intención de proteger y preservar el fruto que les convierte en una bodega diferente, única.

Ante estas circunstancias, no resulta por tanto una casualidad el amplio y variado número de galardones y reconocimientos que decoran su trayectoria. Esa es la mejor manera de definir la profesionalidad con la que se trabaja en las instalaciones ubicadas en Fuendejalón. Vinos como Coto de Hayas Reserva, Fagus o Coto de Hayas Garnacha Centenaria han acaparado variados reconocimientos como medallas de oro o plata de certámenes internaciones y mundiales. Estos tres podrían ser las principales referencias a la hora de medir la excelencia de los vinos de Bodegas Aragonesas, pero en su currículum también se esconden otros muchos galardones obtenidos por otras variedades que dejan bien claro que en esta bodega no se escatiman esfuerzos a la hora de elaborar cualquier caldo. La obligación es atender con el mismo esfuerzo y mimo a todos por igual.

Y todo pese a que su abanico de producción es muy amplio. Coto de Hayas es una de las denominaciones sobre las que se esconden diferentes variedades como la Garnacha Centenaria, el Tempranillo Cabernet, la Mistela, el Moscatel así como diferentes variedades como los vinos jóvenes, crianza o reserva. Otra de sus marcas más reconocidas es Don Ramón, también reconocida con una gran variedad de premios y que se diversifica en crianza, especial barrica, tinto barrica o tinto jóvenes. Por último, también merecen una mención dos apuestas de gran calidad: Oxia y Fagus.

Todos ellos representan a la perfección el esmero y el empeño por mejorar cada día para ofrecer vinos de una excelente calidad. Pero no sólo en los productos se busca la perfección. La importante expansión de las marcas de esta bodega y el fuerte impulso inversor vivido en los últimos años quedan representados en las nuevas y modernas instalaciones que forman su sede, verdadero símbolo visual de la energía y vitalidad que son patrimonio de esta bodega. No es casualidad por tanto la excelencia de los vinos de Bodegas Aragonesas. Ése es el objetivo que gobierna toda su actividad.

Bodegas Aragonesas

El enclave natural sobre el que se asienta Bodegas Aragonesas beneficia mucho que la uva crezca y madure en unas condiciones muy beneficiosas para alcanzar esa exigencia de máxima calidad que se persigue siempre. Las 3.500 hectáreas sobre las que descansan sus frutos, se ubican en las estribaciones de la cordillera ibérica, en la parte más septentrional de la provincia de Zaragoza, una zona que constituye un territorio privilegiado para el cultivo de la vid, tanto por la calidad de sus tierras como por su clima. Estos campos se encuentran a un altitud mínima de entre 400 y 500 metros.

En tan extensa franja de terreno se producen 12 millones de kilogramos de uva, cantidad que evidencia la magnitud de esta bodega. Entre ellas, predomina la variedad garnacha, el símbolo por excelencia de esta empresa. Sus características únicas, la convierten en una variedad muy reconocida a nivel mundial y gracias a ella se elaboran caldos de una extraordinaria calidad como demuestran los innumerables premios que ha cosechado esta bodega a lo largo de su historia.

En su innegociable apuesta por alcanzar el mejor producto, durante el proceso de elaboración se utilizan las mejores y más modernas técnicas. Se intenta así conseguir la mejor materia prima posible y tratarle después de la forma más adecuada. Para ello se emplean grandes depósitos de acero, en los que se elaboran y comienzan a coger forma sus vinos. Más adelante, las diferentes variedades envejecen en barricas de roble americano. La gran cava de la que dispone, tiene capacidad para albergar un millón y medio de litros de vino cada año. Esto significa que el 65% de la producción total anual de toda la Denominación de Origen Campo de Borja se genera en Bodegas Aragonesas.

 

PERFECTION. The day to day operation of Bodegas Aragonesas is designed to achieve this ideal at any given moment. This is the constant they work with at one of the vineyards of reference of the Denominación de Origen Campo de Borja. We find ourselves before a clear example of progress and continued improvement. Factors which fully explains the quality of their wines, which are recognised world-wide. But this is not enough, this prestige requires a lot of effort and dedication, for this reason they never stop to enjoy present achievements, but work to create the base for future success.

Research and progressive improvements in the cultivation and production processes of their wines results in binding rule. One of the secrets is found in the continuous monitoring and control of the grapes. This zeal with which they treat and care for the most basic raw material, their best asset, accounts for the quality of the final product. The reconstruction and, in the majority of cases, the preservation of the best vineyards produce vinifications of contrasting quality. Not only do they consider their location, but monitoring growth, health and the harvest calendar are also closely controlled. The conclusion of all these activities guarantees the quality of the grape and its collection in the exact moment of ripeness.

Amongst all the varieties in their plantations, Bodegas Aragonesas is most proud of its garnacha grape. Possibly unique in the world for its antiquity and number of vines. They are the principal asset and their daily care for and protection is overseen by the viticulturists. Every day, hundreds of people rigorously employ the special care that is required in order to extract the very best from the soil of these vineyards. A costly operation in which oenologists and technicians apply themselves, with the intention to protect and preserve the fruit which makes them a different vineyard, quite unique. Before these circumstances, the ample and varied number of awards and recognitions they have received is no coincidence. This is the best way to define the professionalism of their work at their installations in Fuedejalón. Wines like Coto de Hayas Reserva, Fagus or Coto de Hayas Garnacha Centenaria have received various recognitions, such as gold and and silver medals from international concourses. These three may be the principal references when it comes to measure the excellence of the wines from Bodegas Aragonesas. However, in their curriculum there are also many awards obtained by other varieties, which means that at this vineyard, they spare no effort when producing any variety of wine, obliging them to apply the same care and effort to all of them.

All this despite their extensive range of production. Coto de Hayas is one of the denominations which is composed of different varieties such as Garnacha Centenaria, Tempranillo, Cabernet, Mistelle, Muscatel as well as different varieties like young wines, crianzas or reserves. Another of their well recognised brands is Don Ramon, also acknowledged by a number of awards.

All of them clearly represent the daily care and effort to improve the offer of excellent quality wines. Not only in their products do they seek perfection. The expansion of the vineyard’s brands and the considerable investment stimulus experienced in recent years, are represented by the modern installations that serve as their headquarters. A visual symbol of the energy and vitality that are the heritage of this vineyard. Thus, the excellent quality of the Bodegas Aragonesas is no coincidence. This is the objective that governs all their activities.

Bodegas Aragonesas

From its beneficial location in a natural enclave, Bodegas Aragonesas allow their grapes to grow and ripen in favourable conditions to reach the level of excellence and maximum quality they always strive for. The fruits are grown in 3,500 hectares of the foothills of the Cordillera Iberica, in the most northerly part of the province of Zaragoza. A privileged location for cultivating vines, both for the quality of its soil and the climate. These plantations are at an altitude of between 400 to 500 metres.

The 12 million kilogrammes of grape they produce in such an extensive strip of land, is evidence of the magnitude of this vineyard. The garnacha grape is the predominant variety as well as a symbol for the excellence of this company. Its unique characteristics have made it renowned world-wide, thanks to which, wines of extraordinary quality are produced. This is evidenced by the numerous awards that this vineyard has amassed during its lifetime.

In their unflinching quest to achieve the best product, the latest techniques are applied during production. With the intention of obtaining the best raw material possible and then treat it in the most appropriate manner. To this end, large steel tanks in which the wines begin to take shape are employed. Some time later, the different varieties are aged in American oak barrels, in the large cellar with a storage capacity of one and a half million litres every year. This means that 65% of the total annual production of the Denominación de Origen Campo de Borja is generated at Bodegas Aragonesas.

 

Personalidades del Vino


Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua