MUSEO DE NAVARRA

“Nuestro principal reto es aproximar el Museo a la ciudadanía navarra, prestándole un mayor número de servicios que le permitan disfrutar de su patrimonio”

E-mail Imprimir PDF

Miguel Ángel Hurtado, presidenteEl Museo de Navarra, fundado en 1956, es una institución perteneciente al Gobierno de Navarra. Tiene su sede en el antiguo Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia, situado en un extremo del casco antiguo de Pamplona contiguo a las murallas. Del inmueble originario, sólo se conservan la portada y la iglesia, ambas del siglo XVI. La instalación, que alberga muestras del rico patrimonio navarro desde la Prehistoria hasta el momento presente, es además un enclave donde se desarrollan todo tipo de actividades culturales. Con su director, Miguel Ángel Hurtado, conversamos en esta entrevista sobre la labor que desarrolla el Museo, su relación con la ciudadanía y las piezas que alberga.

- ¿Cuáles fueron sus orígenes?
El Museo de Navarra tiene un antecedente en el Museo Arqueológico y Artístico de Navarra, que la Comisión de Monumentos crea en el año 1910 en la Cámara de Comptos. Ahora bien, el Museo tal como lo conocemos en la actualidad se constituye en 1956.

- ¿Cuáles han sido los principales retos que ha tenido que afrontar el Museo de Navarra desde entonces?
Los retos han sido constantes. Desde el año de su constitución, el edificio ha experimentado cambios importantes en todos los órdenes, tanto en sus instalaciones como en los fondos que alberga. En la actualidad, la colección permanente se muestra en 37 salas, además de la capilla. En este momento, el principal reto que queremos acometer es acercar el Museo a la sociedad navarra, prestándole un mayor número de servicios que le permitan disfrutar de su patrimonio. Respecto a este legado, nuestras obligaciones son tres: conservarlo, investigarlo y difundirlo.

- ¿Cuántas piezas alberga el Museo?

Si entendemos como pieza una moneda o una fotografía, el fondo del Museo de Navarra supera las 50.000.

- Aunque es difícil destacar unas sobre otras, ¿cuáles son los contenidos más representativos?
De la Prehistoria, se conserva una Copa ritual de arcilla, elaborada a mano y procedente de Cortes. Son muestras representativas de la época romana el Mosaico del Triunfo de Baco, encontrado en Andelos (Mendigorría), y la Estela funeraria de Gastiáin, labrada en piedra caliza amarillenta. Si nos remontamos al románico, encontramos el Capitel de aves, obra del maestro Esteban, y el Capitel de la Pasión de Cristo, procedente del claustro de la antigua Catedral románica de Pamplona. Del periodo musulmán, destaca la Arqueta de Leire, ejecutada por encargo de Abd al-Malik que había sustituido a su padre Almanzor en el cargo de visir y jefe supremo del ejército del último califa de Córdoba. Del gótico, nos llegan dos pinturas murales, relativas a la Pasión de Cristo y al Anuncio a los pastores. Por otra parte, la Talla de San Jerónimo y las Pinturas murales de Oriz son los principales referentes del Renacimiento. Los amantes del Barroco tienen una cita obligada con el Políptico de la vida de Cristo y la Virgen. Ya en el siglo XIX, se puede contemplar el Retrato del Marqués de San Adrián, obra de Francisco de Goya. Por último, como representante de las artes plásticas españolas de mediados del siglo XX, sobresale la pintura Aquelarre, del pamplonés Julio Martín-Caro.

- ¿Cuántos visitantes recalan en el recinto cada año?
Entre 40.000 y 45.000 personas, una cifra que se mantiene estable en los últimos años. En cuanto a los visitantes, se pueden establecer dos grandes grupos: los navarros que se acercan a las instalaciones del Museo para conocer de primera mano su patrimonio y los turistas ocasionales de la ciudad, que pueden adentrase aquí en una colección que muestra el devenir histórico-artístico de la Comunidad Foral desde la Prehistoria hasta la actualidad.

- ¿Qué papel juegan los escolares?
Importantísimo. No en vano, el Museo recibe cada año del orden de 13.000 escolares, procedentes de todos los centros educativos de enseñanza reglada de Navarra. En este colectivo, están depositadas buena parte de nuestras esperanzas porque los niños de hoy son los visitantes del mañana. De ahí, que uno de nuestros principales objetivos sea generar interés e inquietudes culturales en los más pequeños porque sólo conociendo las cosas, pueden amarlas. Con el objetivo de dar a conocer este patrimonio, favorecer su comprensión y desarrollar la sensibilidad estética de los estudiantes, el Museo pone a disposición de los centros docentes un amplio abanico de recursos didácticos, como cuadernillos, visitas guiadas a las exposiciones temporales y permanente, visitas teatralizadas, maletas pedagógicas y talleres.

- ¿Cómo es la relación que mantiene el Museo con la ciudadanía y con el resto de organismos de la Comunidad?
Hasta el momento, muy positiva y muy fructífera. El Museo de Navarra está abierto a cualquier tipo de colaboración con las instituciones y los organismos de nuestra tierra. Respecto a la ciudadanía, estamos satisfechos porque todos aquellos que visitan el Museo salen contentos con la experiencia. No obstante, éste es un campo en el que siempre quedan cosas por hacer.

- ¿Qué grado de colaboración mantiene con otros Museos?

En el ámbito de la Comunidad Foral, colaboramos estrechamente con la Fundación-Museo Jorge Oteiza. A nivel nacional, el IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) nos ha prestado recientemente unas obras de su artista más relevante, Julio González. Además, colaboramos con todo tipo de museos e instituciones españolas, que nos presentan ofertas atractivas. Igualmente, el Museo presta piezas que se le solicitan para su participación en exposiciones ajenas.

- ¿Qué actuaciones se realizan para promocionar el Museo?
Son variadas. En los dos últimos años, una empresa externa ha llevado a cabo una macroencuesta para conocer, entre otras cosas, la imagen del Museo en la sociedad navarra y el interés que despierta en los visitantes la exposición permanente y las temporales. En este momento, estamos inmersos en el análisis y la posterior interpretación de esta información, que es muy abundante. Por otra parte, queremos acometer una campaña publicitaria de gran calado para fomentar el acercamiento de los ciudadanos al Museo. En definitiva, se trata de que la sociedad navarra sienta el Museo como algo suyo.

- ¿Cuáles son los proyectos más importantes que ha llevado a cabo el Museo?
Además de la exposición permanente y de las temporales, hemos adquirido el reto de realizar actividades culturales de todo tipo. A los talleres propios de los escolares, hay que añadir la celebración de ciclos de conferencias, congresos y otro tipo de eventos culturales y lúdicos.

- ¿Qué adquisiciones ha llevado a cabo el Museo en los últimos años?
Éste es un Museo variado, de carácter general, que abarca toda la historia de Navarra. De ahí, que se adquieran aquellas obras de todas las épocas de la historia de la Comunidad que resulten interesantes para ampliar la colección. Entre las adquisiciones de carácter histórico, que se han llevado a cabo en el trienio 2005-2008, destacan las realizadas al Conde de Guenduláin, que incluyen diversas piezas fechadas en los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX. Asimismo, durante este periodo de tiempo, el Museo se ha hecho con nuevas monedas, emitidas en la época de la Baja Navarra, para enriquecer su importante colección numismática. Por otra parte, se han adquirido también obras de arte contemporáneo, que vienen a ampliar la sección existente en el Museo. De hecho, somos la institución que, junto con el Ayuntamiento de Pamplona, compra más número de piezas de arte contemporáneo para ampliar su colección. Hasta el momento, se está comprando arte navarro o relacionado con esta tierra.

- Con esta situación de crisis, ¿cómo ve el futuro del Museo?
Al igual que el resto de las instituciones, tendremos que apretarnos el cinturón, de manera que el presupuesto para este año ya contempla recortes en algunas partidas. Ahora bien, espero que esa reducción de los fondos no repercuta en la calidad de las exposiciones y en el número de actividades que se desarrollan en sus instalaciones.

- Desde el punto de vista operativo, ¿cómo se organiza el Museo?
De la Dirección, dependen tres grandes ámbitos: el área de conservación e investigación; la de actividades didácticas y la de organización de exposiciones temporales. Tenemos una plantilla muy reducida, pero el volumen de trabajo es muy elevado. Buena muestra de ello es que en el plazo de nueve meses, la restauradora del Museo ha restaurado y aplicado tratamientos de conservación profundos a más de 160 obras de todo tipo.

- Como director del Museo, ¿cuál es su máxima aspiración?
Sin duda, que la colección se muestre en unas condiciones dignas para que el visitante que la contemple se sienta a gusto. Siempre estamos trabajando en la mejora continua.

- ¿Cuánto tiempo le gustaría estar al frente de la dirección del Museo?
Dos legislaturas es un tiempo prudencial y suficiente.

- ¿Con qué lema le gustaría promocionar el Museo de Navarra?
Un Museo de todos y para todos.

 

Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua