BODEGAS AZPEA

“Nuestra última creación es un vino, que ha permanecido dos años en barrica de roble y que ha sido elaborado con uva Garnacha procedente de viñas viejas”

E-mail Imprimir PDF

Javier Pérez Fronseca, gerenteEn las 17,5 hectáreas propias de viñedo de agricultura ecológica que Bodegas Azpea tiene en la localidad navarra de Lumbier, se elaboran vinos de la máxima calidad, que conservan inalterables las características de la tierra en que se crían. La bodega, dotada de la más moderna tecnología, posee un pequeño restaurante donde, con reserva previa, puede degustarse un sabroso menú, elaborado con productos de la tierra, que es el complemento perfecto a los caldos que aquí se elaboran. Con el gerente, Javier Pérez Fonseca, conversamos en esta entrevista sobre la evolución del negocio.

– ¿Cuáles fueron los orígenes de la bodega?
La bodega se construyó en el año 2000, con cuya cosecha se elaboraron los primeros vinos. Ante la negativa de la Cooperativa de Lumbier de elaborar los vinos de agricultura ecológica de manera independeniente, mis hermanos y yo decidimos emprender en solitario esta aventura vitivinícola. Los comienzos, como los de cualquier negocio, fueron complicados, más aún porque coincidieron con el descenso del consumo de vino, un problema que se ha agudizado con la crisis económica global que estamos atravesando en este momento. Poco a poco, hemos ido superando con éxito las dificultades hasta hacernos con un hueco en el mercado. Además, decidimos diversificar la actividad con la puesta en marcha de un restaurante que funciona con reserva previa donde, además de disfrutar de la comida tradicional, se pueden degustar los seis tipos de vino que elaboramos en la bodega.

– ¿Con qué variedades de uva se elaboran los caldos ecológicos de Bodegas Azpea?
Como uvas representativas de la Comunidad Foral, disponemos de Tempranillo, Garnacha, Moscatel de grano menudo y Viura. Respecto a las variedades foráneas, realizamos plantaciones de Merlot y de Cabernet Sauvignon. De todas ellas, la Garnacha es la variedad predominante. También existe un volumen importante de Cabernet, que destaca por su calidad constante vendimia tras vendimia. En nuestra plantación, existen viñas jóvenes de 9 años, aunque la mayoría tienen una media de 15 años. También es posible encontrar cepas de más de noventa años de antigüedad.

– Las producciones ecológicas suelen ser más bajas que las convencionales. ¿Es así en el caso de Bodegas Azpea?
La producción media de la bodega oscila entre los 80.000 y los 90.000 kilos de uva. El objetivo último es conseguir frutos de la máxima calidad con producciones que no superen los 5.000 kilos por hectárea.

– En este momento, ¿qué productos pone la bodega en el mercado?
Elaboramos un vino blanco seco, un rosado elaborado con Garnacha, un Tinto Joven, un Tinto Crianza y un vino blanco dulce elaborado con uvas de moscatel sobremadurada, según los principios de la agricultura ecológica. En este momento, vamos a sacar al mercado un nuevo vino, que ya está embotellado, tras permanecer dos años en barrica de roble. Es un caldo de alta graduación, elaborado con uva Garnacha, procedente de viñas viejas. Se trata de una elaboración  muy especial, que irá acompañada de una imagen diferente que lo distinga del resto de vinos elaborados en la bodega.

– ¿Qué reconocimientos han obtenido sus caldos?
En el Concurso Nacional de Vinos Ecológicos, de Córdoba, que promueve el Ministerio de Agricultura, hemos obtenido una Medalla de Oro para el moscatel dulce y una Medalla de Plata para el vino blanco seco. Por otra parte, el vino de Crianza obtuvo la Medalla de Plata el año pasado en otro concurso de las mismas características, celebrado en Estella. Además, nuestros caldos obtienen calificaciones superiores a los 80 puntos en la prestigiosa Guía Peñín.

– De todas las elaboraciones de la bodega, ¿con cuál se identifica especialmente?
El moscatel dulce es un vino de autor, que es uno de mis preferidos. Desde el principio, ha tenido una excelente acogida en los mercados. De este tipo de vino, que se comercializa en botellas de diseño, se ponen en el mercados alrededor de 10.000-12.000 botellas. Este año, sin embargo, no elaboraremos vino blanco seco porque no disponemos de la uva necesaria. No obstante, el que más se vende es el Tinto Joven, que tiene una graduación alcohólica que no baja de los 14 grados.

–¿Cómo surgió la idea de poner en marcha un restaurante en las mismas instalaciones de la bodega?
Nuestra experiencia en el sector de la hostelería ha jugado un papel muy importante. El asador familiar que teníamos en Lumbier lo alquilamos y decidimos habilitar en la bodega un pequeño “txoko” donde realizar catas y organizar comidas. Ofrecemos menús sencillos elaborados a base de alimentos de la máxima calidad. Sólo con este tipo de cultivo, pueden obtenerse productos agrícolas y vinos que sepan a la tierra donde se han criado. De esta forma, los vinos de Azpea saben a Lumbier porque están elaborados con la levadura de mis parcelas, con la levadura propia de esta tierra. 
 

Bodegas y Vinos - Navarra


Castilla y León es vida

No se olvide de...

Enlaces

Alimentación

Nuevos municipios incorporados

Más vistas

Tags

Rutas Turismo Ocio País Vasco Diversión Vino Alegría Navarra relax Vacaciones. Castilla León Localidades Pueblos Paisajes Madrid Playa Senderismo Montaña. Cáceres Rafting Footing. Gastronomía Comida Bebida Vinos Libros Lectura Tranquilidad. Aragón Agua